Presentado por:

Electrolux

Consejos para mantener tu lavavajillas como nuevo

Si ya estás gozando de la comodidad de tener uno de estos aparatos en casa, te entregamos una serie de recomendaciones para que lo mantengas en buen estado y alargues su vida útil.

19-02-2020

Cárgalo correctamente

Carga tu lavavajillas al máximo. De esta manera estarás ahorrando agua y luz, pero fíjate que haya espacio suficiente entre objeto y objeto para que el agua llegue a todos lados. Junto con esto, pon siempre las cosas más sucias o grasientas en la parte de abajo y no cubras un recipiente con otro, porque al final ninguno de los dos quedará lo suficientemente limpio. Coloca los cubiertos siempre en su bandeja especial, o en la cesta (si la tiene, según el modelo). No pongas demasiados cubiertos juntos para que no queden muy apretados.

 Lavavajillas abierto con utensilios de cocinaTrate de usar todo el espacio en el lavavajillas para un lavado eficiente

Ayúdale quitando los restos

Antes de cargar tu lavavajillas, quita los restos de suciedad pasándole una espátula

o cuchara. No enjuagues la loza con agua.

Mantén limpio el filtro:

Si bien el lavavajillas nos ayuda enormemente lavando los platos, copas y cubiertos sucios, el aparato no hace desaparecer los restos de comida como por arte de magia. Esta suciedad es conducida a través de diversos conductos a un filtro. Si el filtro se llena de deshechos, se obstruye y eso te causará un problema. Para evitar esto, debes limpiar el filtro al menos cada dos meses. Para ello, solo debes quitarlo, separar las partes y enjuagar con agua de la llave. Es importante, además, que cada 6 meses limpies los brazos de lavado, les quites los restos de alimentos con un alambre o aguja y luego los enjuagues. El tubo de agua, también hay que revisarlo una vez al año, quitarlo completamente y limpiarlo con agua.

Si notas que se acumula cal, usa sal

Si el lugar donde vives cuenta con “agua dura”, notarás que tu aparato comenzará a acumular restos de cal (como los hervidores). En estos casos, mantén el depósito de sal siempre lleno y así tu aparato estará limpio y libre de cal.

Mantén lleno el depósito de abrillantador

Cada fabricante indica la cantidad que debe usarse. El abrillantador, además de dejar tu vajilla brillante, sirve para eliminar residuos de detergente, acelerar el secado y eliminar las marcas de agua.

Persona poniendo plato en el lavavajillasEvitar cubrir un recipiente con otro

Cuando termine el proceso de lavado, déjalo vacío

Si dejas la vajilla dentro, se afectarán sus materiales. Además si quitas todo de inmediato, estarás haciendo un ahorro considerable de energía.

Elimina la humedad

Si notas que aparece moho en el interior de tu lavavajillas, deja un poco abierto el aparato después de cada ciclo de lavado. Así evitas que se acumule humedad en el interior.

Mantén limpias las juntas y bordes

Muchas veces se acumulan restos de comida en la puerta y en los bordes. Elimínalos con un paño húmedo. Haz esta operación al menos una vez por semana.

Cada cierto tiempo, haz una limpieza general

Con el aparato vacío, y un buen producto para limpiarlo, haz un proceso de lavado completo. Lo recomendable es hacerlo cada 30 lavados.

Persona con guante de cocina poniendo plato en el lavavajillasDespués del lavado, retire los platos del lavavajillas para conservar sus utensilios

¿Este artículo ha sido útil para usted? Si No
Publicidad

Más leídas

    Produto 1
    Cuidado con las ropas

    ¿Se pueden secar las zapatillas deportivas en la secadora?

    Produto 1
    Cocina

    ¿Qué es un refrigerador de frío directo?

    Produto 1
    Cocina

    ¿Cómo usar un horno eléctrico de forma correcta?